comments 2

Hell Yeah!

Altos y bajos, pros y contras, el ritmo de la vida parece una montaña rusa que nos lleva de lugares de intensas emociones a periodos sombríos.

Últimamente me he sentido en una especie de limbo. Demasiado cansada de dejar mi vida anterior, recogiendo las piezas del rompecabezas, demasiado asustada de ver el futuro. Mi vida en este momento es como un accidente del que empiezo a salir. Mi vieja vida se fue a picada y la nueva todavía no aparece en el horizonte.

Parece que el tema de reinventarse se vuelve monótono. ¿No había pasado ya esa parte? ¿No estaba ya del otro lado? No todavía. Pero lo único que queda es continuar caminando, un día a la vez.

Aún así siento que he llegado al punto en el que debo de hacerme ciertas preguntas incómodas, enfrentar ciertas realidades y lo único que parece tener sentido es responder con completa honestidad y de forma visceral. Así que he estado aplicando una técnica sencilla pero efectiva para saber que es lo que realmente quiero.

Ejemplo:

Pregunta: ¿Quiero hacer fotografía de productos?

Si la respuesta no es un rotundo  ¡Claro que sí!, hell yeah!  Entonces enfocaré mi energía en otra cosa.

Un par de días de respuestas sinceras y siento que por fin después de meses de decir eso esta solo Ok, dejo ese terreno del limbo y la claridad se acerca.

Esta idea la leí por esas curiosidades del universo en un blog. Cuando el estudiante está listo, el maestro aparece.

No quiero tener una vida que no este tan mal, quiero ir detrás de ese unicornio azul, quiero sentir la adrenalina de emprender algo nuevo. Esa vida no puede suceder en el limbo, tendré mis altibajos pero esa es una vida que vale la pena vivir.

 

cyndi_caviedes_bokeh

 

Filed under: Creatividad

About the Author

Posted by

Cyndi Caviedes is a Visual Artist. She is passionate about film, photography and life. Quito-Ecuador - Stuttgart-Germany - Mexico City-Mexico

2 Comments

  1. daniela

    Hola Cyndi que gusto volverte a leer como en los viejos tiempos 🙂 Alemania tambien te extrania, ahora que no estas aqui paso una vez a la semana por la que era tu casa y te recuerdo con mucho carinio 🙂
    Un beso grande, Daniela.

Leave a Reply